|

Agenda vital

TRABAJA EN TU PROCESO EVOLUTIVO.

No dejes para nunca, lo que puedes ir haciendo hoy.

A veces miramos tanto hacia abajo y hacia el pasado que nos olvidamos de mirar al frente y hacia arriba.

Cuando cambias tu punto de vista, el paisaje y el escenario se clarea ante ti. Te ofrece todo aquello que antes no veías. Y te preguntas, dónde estaba yo, para no vivir mi presente?

A veces no estamos, no todo lo que podemos estar, no al 100%.

Vivimos procesos internos que nos hacen vivir con un pie aquí y otro allá. Con nuestra mente dividida en tantos trocitos como pensamientos. A cada una de nuestras divisiones le adjudicados un poquito de nuestra energía.

El ser humano es grandioso. Cómo podemos abarcar tantas experiencias simultáneas recientes y pasadas?

Todos los procesos evolutivos que experimentas tienen un lazo a un determinado momento. Están ligados a recuerdos, personas, lugares, emociones… Una multitud de sensaciones burbujean en nuestro interior, haciendo que esa experiencia multisensorial se vuelva tu día a día.

Y luego dicen que no somos multitarea…

Cómo y por qué dejar la mente en blanco, cuando llega tanta información importante? Puedes escribirla, pintarla o verbalizarla, así saldrá de tu cabeza para convertirse en físico.

Dar forma a nuestras ideas, pensamientos y sentimientos es muy importante. Ahí tienes la base de qué hacer, cómo hacer y la inspiración que necesitas a diario.

Y cuando ya lo hayas plasmado, ahí sobreviene la paz y el descanso.

Ahí si vas a poder poner tu mente en blanco y tu corazón también.

Porque no hay nada que genere mayor descanso que el trabajo realizado.

Y si, tienes mucho trabajo que hacer, además de levantarte cada día para hacer de profesional estresado.

Atiende a tu trabajo interior, esa agenda es vital. Se te irá acumulando y llegará un momento de colapso.

Vive tu presente para liberar tu pasado.

Limpia tu karma, resuelve tus aprendizajes pendientes y así vas despejando tu vida para que cada vez sea más clara y placentera.

Bendiciones para todos.

Texto e imagen: María de Jesús.

Se el primero en compartir este post ¡gracias!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.